MONO KIMONO

Reconozco que, del mismo modo que los colores neutros ganan por goleada en mi vestidor, los estampados, más allá del navy o del camuflaje, no abundan en mi armario. Aún así, siempre hay una excepción, o varias ☺ , y éste look y otros que iré enseñando en breve, son un ejemplo.

Como sabéis, el estilo oriental es tendencia esta temporada, ya lo vimos en pasarela de la mano de Gucci o Prada y ahora en las tiendas con multitud de prendas y accesorios con aires orientales.

Este mono simula un kimono corto por su corte y estampado de flores exóticas, y tengo que reconocer que me encantó a pesar de que su print floral lo hace mucho menos versátil y hará también que probablemente me canse antes de él.

Las flores inundan en todas sus versiones y tamaños todas las tiendas, y no hay prenda ni accesorio que se le resistan. Tal es así, que tener un “jardín” 🌷 en nuestro armario, aunque sea pequeño, es todo un must-have. No creo que mi “jardín” vaya a ser muy grande pero tengo que reconocer que a pesar de que este estampado aporta volumen a la silueta y que da menos juego a la hora de jugar con las prendas, puede dar un toque alegre y sofisticado a un outfit.

Completando el look, opté con llevar mis cuñas de piel favoritas de Jimmy Choo, a las que tengo un “amor” especial por ser un regalo que me hizo especial ilusión, además de ser preciosas y súper cómodas aunque sean muy altas.

Espero que os haya gustado la entrada de hoy, en breve más (y esperemos que mejor 🙂 ).

Besitos 💋 💋 💋 ,

Alicia

20170521_192438

MONO-KIMONO: STRADIVARIUS (SS2017).

CUÑAS: JIMMY CHOO LONDON.

BOLSO: PURIFICACIÓN GARCÍA.

MAXI CHALECO FLUÍDO

Si hay algo que me gusta en la época de rebajas es comprar prendas que voy a utilizar en la siguiente temporada, bien porque son básicos de fondo de armario o bien porque seguirán siendo tendencia.

Es justo el caso de la prenda protagonista del look de hoy, este maxi chaleco sartorial fluído en color khaki que compré a un precio genial las pasadas rebajas y que estaba loca por estrenar.

Desde hace ya unos años este tipo de chalecos de corte sastre son tendencia y me parecen perfectos para darle un toque distinto o “rollo” a un outfit de prendas básicas. Además de su versatilidad y de lo estilosos que pueden resultar, estilizan la figura “agregándonos ” unos centímetros extra de altura.

En esta ocasión decidí “restarle” ese aire masculino que suelen tener, combinándolo con una mini vaquera con rotos y un body negro.

El body ha regresado con fuerza desde los años 90 y parece que para quedarse, al menos una larga temporada. Algunos afirman que es la nueva camiseta, cierto o no, la cuestión es que es una prenda que elegida en el corte y tejido adecuado, sienta como un guante ya que define la silueta y estiliza mucho más que una camiseta o top.

Este que llevo se ha convertido en imprescindible a la hora de crear muchos de mis looks, ya que su corte, comodidad y color lo hacen súper versátil. Además, tiene el detalle de la lazada en el escote que ya sabéis que desde el año pasado es el escote “estrella”. Este año, lejos de desaparecer, no hay prenda que se resista a esta tendencia “lace-up” desde que la trajeron de vuelta de los 70 firmas como Givenchy, Balmain o Isabel Marant.

No voy a negar que me encanta esta tendencia y me he hecho con bastantes prendas que la llevan. Me chifla el aire bohemio setentero que tiene, y a la vez con un punto sexy, que hace que cualquier pieza de armario básica sea más especial.

Completando el look opté por llevar unas sandalias de piel de tacón medio y de pulsera ancha al tobillo que me encantan porque me resultan muy femeninas y estilosas.

Espero que os haya gustado la entrada de hoy.

Besitos💋💋💋,

 

Alicia

CHALECO FLUÍDO: STRADIVARIUS.

MINIFALDA: PULL&BEAR.

BODY: H&M.

SANDALIAS: MANGO.

BOLSO: PURIFICACIÓN GARCÍA.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SWEETHEART NECKLINE

Definitivamente el calor y el buen tiempo ya se han instalado aquí en el sur y empieza a sobrar casi todo lo que sea de mangas largas.

En el look que os muestro hoy, volví a apuntarme a la tendencia de los hombros al descubierto, pero esta vez con un top.

Este off-the-shoulders top de popelín y escote de corazón me enamoró y sé que no voy a quitármelo porque me parece perfecto para llevarlo con jeans, shorts o minifaldas.

Su corte ligeramente evasé me resultó muy favorecedor. Que deje los hombros al aire “a lo Bardot ” y que tenga el escote en forma de corazón realzando toda la zona del busto, lo hacen muy femenino y romántico y al mismo tiempo sexy en su justa medida.

Otra cosa que me encantó, es su tejido de popelín, que es tendencia esta temporada y le aporta el volumen perfecto.

Combiné esta blusa con unos damaged jeans con los bajos desflecados que, como sabéis, es tendencia absoluta desde hace un par de temporadas y reinan tanto en tiendas como en el street style.

Rematando el outfit opté por complementos en color khaki, que como ya os he dicho es mi debilidad 😉.

Estas sandalias de piel de tacón de 12cm me encantan por su diseño súper femenino que me recuerdan a un modelo de Dior que fue todo un éxito hace unos años y que me tenían completamente enamorada.

Para terminar, quise darle un toque chic al estilismo llevando mi sombrero de ala ancha.

Espero que os haya gustado el post de hoy. Gracias por cada comentario público y privado que me hacéis sobre el blog y gracias por todas las visitas. La entrada anterior fue la más visitada y eso motiva 😉.

Besitos💋💋,

Alicia 

TOP: STRADIVARIUS (SS2017).

JEANS : ZARA.

SANDALIAS: ZARA.

BOLSO: ZARA.

SOMBRERO: ZARA.

PENDIENTES Y ANILLOS: MANGO (SS2017).

 

KHAKI OBSESSION 2

” El mejor color del mundo es aquel que te favorezca “, no se me ocurre mejor forma de empezar este post que con esta frase de la eterna Coco Chanel. Ya os hablé de mi obsesión por el khaki y es que cuando nos vemos bien con un color, es imposible no pecar adquiriendo nuevas prendas con esa tonalidad. Y sin encima es un color que es tendencia nos lo ponen aún más fácil 😉.

Justo me pasó con el vestido que os muestro en el look de hoy y que ha sido mi última compra en este color. Es un vestido básico de tirantes y punto de canalé con largo midi, perfecto para los meses de calor.

Este tipo de vestidos es ya un must-have y se ven temporada tras temporada en todas las tiendas low-cost desde hace ya unos años. Yo sucumbí a ellos hace tiempo y me hice con varios. Me encanta llevarlos sobre todo con sneakers para darles un “rollo” informal o con sandalias totalmente planas aunque en esta ocasión elegí unas con un ligero tacón.

Estas sandalias han sido mi última compra en cuanto a zapatos. Son de piel, con tiras y tacón cuadrado de 7cm lo que las hacen súper cómodas. Lo mejor, es que además de bonitas, las encontré por casualidad en un outlet a un precio de risa, así que no podía dejarlas allí 😊 .

Completando este estilismo sin complicaciones, y ya que el calor no termina de llegar, llevé mi sobrecamisa de camuflajeprint que como ya os comenté me encanta.

Espero que os haya gustado la entrada de hoy.

Besitos 💋 💋 ,

Alicia

 

VESTIDO: STRADIVARIUS (SS2017).

SOBRECAMISA: BERSHKA .

SANDALIAS: MANGO .

BOLSO: PURIFICACIÓN GARCÍA .

 

 

 

 

 

MIDI WHITE DRESS

No hay color que represente mejor el verano que el blanco. Tengo que reconocer que tengo predilección por él y lo uso todo el año, pero cuando llega el calor es absoluta locura lo que tengo con este tono, ya que no sólo ayuda a sobrellevar las altas temperaturas sino que además es muy favorecedor con la piel bronceada.

Como sabéis, esta temporada vuelve a ser protagonista, así lo vimos en la pasarela de la mano de firmas como Dior, Lanvin o Marni y ahora en todas las tiendas low-cost. Este verano, la clave del éxito de esta tonalidad estará en apostar “todo al blanco”, es decir llevar looks “total white”.

El outfit que os traigo hoy no es un ejemplo, ya que decidí darle más color al estilismo con las cuñas y la cazadora vaquera.

Los vestidos blancos abundan en mi armario, y al igual que los negros, siempre pienso que nunca son suficientes. El de hoy es mi última adquisición, me encantó por su aire retro y a la vez romántico gracias al encaje que lleva, tejido que es también tendencia esta temporada. El largo midi y el corte de la falda de estilo “fifties” lo hace un vestido muy versátil capaz de adaptarse a varias situaciones cambiando los complementos.

El largo midi, es decir, por debajo de la rodilla y por encima de los tobillos, lleva pegando fuerte unas cuantas temporadas. Este largo tan femenino asociado por excelencia al estilo “lady” de los años 50, es sin duda alguna el más elegante y a la vez, cómodo.

Para darle un toque informal y de color al vestido, elegí estas cuñas color calabaza con suela de esparto que me encantan por su comodidad y aire retro.

Espero que os haya gustado la entrada. Mil gracias por todas vuestras visitas, vamos sumando y eso motiva a seguir siempre 😉 .

Besitos,

Alicia

 

VESTIDO: LEFTIES (SS2017).

CAZADORA VAQUERA: MANGO.

CUÑAS: ZARA.

BOLSO: PURIFICACIÓN GARCÍA.

PENDIENTES: PRIMARK(SS2017).

RELOJ: MICHAEL KORS.

 

 

 

MY OFF-THE-SHOULDER DRESS

 

El buen tiempo y el “calorcito” parece que por fin han llegado para quedarse, los días son más largos y disfrutamos de más horas de sol y no sé a vosotr@s, pero a mí sólo me apetece llevar prendas veraniegas e ir olvidando cualquiera que me recuerde al frío 😉.

El outfit que os muestro es un ejemplo claro. Este vestido lo estrené el día de la foto aprovechando el buen tiempo que hacía. Me encantó por su color celeste, que como sabéis es uno de los colores de esta temporada estival, y por su escote que deja los hombros al descubierto.

Desde hace ya unas temporadas, la tendencia off-the-shoulders es un must-have cuando llega el calor y todas las tiendas low-cost se inundan de tops y vestidos que dejan al descubierto los hombros.

Este escote, que en los años 50 puso tan de moda Brigitte Bardot, es femenino y sexy en su justa medida, ya que te permite mostrar sin exponerte demasiado, además lo veo muy favorecedor especialmente cuando estamos bronceadas.

Otro “must” que recoge este vestido es el volante de su escote. Como ya sabéis, llevar volantes es sin duda alguna, nos guste o no, ” la tendencia” de esta primavera-verano y no hay prenda que se haya resistido a esta ondulación tan “spanish”. Los volantes son ideales para realzar ciertas partes y disimular otras. En este caso, da aún más fuerza al escote y al protagonismo de los hombros en el look.

Completando el outfit, elegí estas sandalias marrones de tacón que me encantan por el detalle de llevar la piel troquelada y ser abotinadas.

Espero que os haya gustado la entrada de hoy. Mil gracias por cada visita.

 

Besitos 💋,

Alicia

 

VESTIDO: STRADIVARIUS (SS 2017).

SANDALIAS: ZARA.

BOLSO: ZARA.

PENDIENTES: MANGO (SS 2017).